Historia

Inicio Edad Antigua, Roma La Paz Romana

La Paz Romana

Publicado por Sebastián

Mediante la llamada Paz Romana se dispuso un dispositivo mediante el cual se pacificaron las zonas mas conflictivas en las que habían disputas internas entre tribus, jefes, reyes y ciudades rivales que no beneficiaban al imperio romano como se pretendía.

Fue a partir de esta disposición que implicó una paz armada hacia el interior de imperio que el mismo tuvo su mayor prosperidad económica y cultural así como su máxima extensión geográfica. Propicio además el despertar de Oriente y la bonanza de Occidente.

la-paz-romana.png

En Latín se dice: “la Pax Romana” y se la conoce también como “La Pax Augusta” ya que fue Augusto el que la propicio e instrumento en primer lugar.

Los pueblos sometidos tuvieron que acatar las nuevas órdenes del poder central y el imperio solo hizo la guerra hacia fuera del mismo poniendo fin a algunas guerras internas que sembraban el caos como las disputas entre las ciudades griegas y las tribus galas. Los combates continuaban contra los partos y los germanos entre otros pueblos de la periferia.

El inicio de este período fue en el 29 a.C. Con la declaración de Augusto del fin de las guerras civiles.

Bajo lo que fue la Dinastía de los Antoninos entre el 96 y el 192 y también aunque en una medida inferior durante la de los Severos entre el 193 y el 235 se marco la mayor prosperidad del Imperio romano. El dominio romano se extendió en el siglo II hacia todo el continente europeo que conocemos hoy, toda la cuenca del Mar Mediterráneo incluyendo la parte norte del continente africano, Siria y Palestina.

El poder romano llegaba hasta el noreste de la Mesopotamia y Asiria llegando hasta el Eufrates, Armenia y Asia Menor.

La paz interna o armada incidio en una mayor estabilidad desde el punto de vista institucional lo que repercutió en beneficios para el comercio y la cultura. Las ciudades crecieron y las zonas rurales tuvieron un menor desarrollo como consecuencia.

Lo cierto es que esta llamada “Paz” podría parecerse a algunos regímenes que hoy podemos conocer en el sentido que aumentan el control interno donde tienen el poderío e influencia para evitar el caos y la anarquía que como en aquella época sucedía, favoreciendo el comercio y por lo tanto al haber mejores condiciones para la vida la misma se fortaleció de alguna forma.

Esto puede tomarse por un lado como positivo en virtud de que de alguna forma se protegía a quienes estaban más expuestos por su debilidad a caer en las manos de aquellos que ejercían la ley del más fuerte como las bandas y tribus y por otro lo negativo de vivir en un régimen imperial con todo lo que ello implica.

En el siglo III la paz tuvo su final cuando por el norte las invasiones germanas así como por el este la de los persas tuvieron su incursión.

Categorías: Edad Antigua, Roma

No hay comentarios para “La Paz Romana”