Historia

Inicio Edad Antigua, Perú La cultura Huari

La cultura Huari

Publicado por Hilda


En el año 800, los Huari, conquistaron a los mochicas, aprovechando el clima de tensión y enemistad entre sus principados. Pueblo guerrero donde la actividad militar era un honor extendieron su cultura por las armas. Nació de la unión de varias culturas (la del Tiahuanaco, la de Nazca y la Huarpa).

La cultura Huari

Desde las sierras de Ayacucho, los Huari se expandieron por el norte hasta Lambayeque y Cajamarca; y por el sur, hasta Cuzco, con gobiernos militares y teocráticos.

Su cultura derivada de Tiahuanaco, fue extendida a partir del siglo VIII, sobre todo en lo referente al culto al Sol, al felino, a la serpiente y al cóndor.

Establecieron su capital en Huari, al noroeste de Ayacucho, formada por barrios amurallados y con una vasta población. De las poblaciones conquistadas recibían gran cantidad de recursos económicos.

Sus actividades económicas principales fueron la agricultura, empleando técnicas agrícolas como las terrazas de cultivo y efectuaron tareas de canalización. Criaron alpacas y llamas y también ejercieron un importante comercio.

Se destacaron por su cerámica de formas variadas y brillantes colores, y por sus tejidos de plumas y algodón. Tallaron turquesas, y trabajaron el oro y el bronce.

Construyeron importantes edificios públicos y templos, aunque en las ciudades residía solo lo más importante de la sociedad.

Vestían túnicas coloridas y con diseños geométricos, con un gorro pequeño en formato de bonete de cuatro puntas. Usaban ponchos en las ceremonias religiosas.

En el siglo XII, los pueblos sometidos iniciaron vidas independientes, y la ciudad de Huari se despobló, sin embargo, su cultura no se perdió, y representó una gran influencia en la cultura inca.

Categorías: Edad Antigua, Perú

No hay comentarios para “La cultura Huari”