Historia

Inicio Alemania, Siglo XVI Martín Lutero y la reforma protestante

Martín Lutero y la reforma protestante

Publicado por Hilda

Nació el 10 de noviembre de 1483 en Eisleben (Alemania), siendo sus padres, Hans y Margarette Lutero.

Educado en los mejores colegios, abandonó la carrera de Derecho, luego de protagonizar un episodio que puso en riesgo su vida, y para lo cual solicitó ayuda a Santa Ana, a cambio de convertirse en monje.

Martin Lutero

Tras el aparente milagro, ingresó en cumplimiento de su promesa, en 1505, en el monasterio agustino de Erfurt, donde realizaba duros actos de penitencia y constantes confesiones, considerando a Dios como un juez severo. Esta idea la revisará en 1513, cuando comprende que el perdón y no el castigo, será el medio que unirá al hombre con el Creador.

Se dedicó con pasión a los estudios bíblicos y a su enseñanza, en contraposición con el resto de los clérigos, que tenían muy pocas oportunidades de acceder a la educación.

Muchos desempeñaban otras tareas además de las religiosas, con lo que desatendían sus deberes pastorales y se ocupaban fundamentalmente de sus problemas temporales.

El estado absolutista tenía cada vez mayor influencia sobre la Iglesia, y el Humanismo y el Renacimiento, comenzaban a opacar su poder. El hombre, colocado ahora en el centro del mundo, exigía una religión “explicable”, no sólo por la fe.

Sin embargo, existió una diferencia fundamental entre los hombres renacentistas y los reformistas, ya que los primeros creían al hombre como constructor de su destino, capaz de superarse por su capacidad y voluntad, mientras los segundos, no concebían la salvación humana, ajena a la gracia de Dios.

En el año 1510, tras una visita a Roma, Martín Lutero, regresó profundamente decepcionado por la corrupción que vivenció respecto a la religión que él tan estrictamente observaba.

En el año 1517, contrariado por la venta de indulgencias, certificados papales, que liberaban de toda culpa a sus poseedores a cambio de dinero, elaboró noventa y cinco tesis que colocó en la puerta de la iglesia del castillo de Wittenberg.

Cuestionó la autoridad del Papa, sobre cuya autoridad colocó a la Biblia. Redujo a tres los sacramentos: el bautismo, la comunión y la penitencia, y rechazó la creencia del pan y el vino como la carne y sangre de Cristo (transustanciación).

Afirmó que el hombre era “débil y pecador” y por lo tanto su salvación se lograría por la fe y no por las obras que realizara.
Propuso la libre interpretación de la Biblia y no la impuesta por la autoridad papal.

En 1521, Lutero fue excomulgado, tras presentarse y no aceptar cambiar sus expresiones, ante la Dieta de Works, convocada por Carlos V con el fin de que confirmara sus dichos o se retractara, otorgándole un salvoconducto para garantizar su seguridad.

Esto recrudeció sus críticas, que se extendieron a la confesión, a la absolución, a los votos monásticos y al celibato sacerdotal. Él mismo contrajo enlace en 1525 con una monja a quien había ayudado a huir del Convento, junto a otras religiosas, y fue padre de seis hijos.

La prédica luterana se extendió por muchas regiones de Alemania, consolidándose en Silesia, Brunswick, Brandenburgo y Schleswig-Holstein. Contribuyó a esta difusión la invención de la imprenta.

Aceptaba el concepto de predestinación, y promovía el trabajo como espiritualidad, y forjado por la providencia, en contraposición con la Iglesia romana, que condenaba el desarrollo económico. Esto motivó que entre los sectores de la nueva burguesía la reforma encontrara sus más fieles adeptos.

Los campesinos alemanes, si bien habían aceptado sus ideas y consideraban a Lutero como su líder, exigían reivindicaciones sociales, las que trataron de lograr por la violencia, medio que el reformador repudiaba.

Coherente con sus ideas de aceptar el gobierno civil y el orden social, como impuestos por Dios e imposibles de desconocer sin atentar contra el Señor, apoyó a los Príncipes en su lucha contra el campesinado hostil.

El movimiento fue aniquilado, y su líder, Thomas Münzer, que había sido discípulo de Lutero, y que consideraba a los príncipes como “rufianes impíos” fue torturado y decapitado.

Los campesinos consideraron a Lucero como traidor luego de estos sucesos, y el movimiento reformista perdió parte de su fuerza.

La iglesia amenazada, impulsó la Contrarreforma, a través del Concilio de Trento y de la Compañía de Jesús.

A partir de la Reforma la Europa cristiana se dividió en católica, aceptando al Papa de Roma, como su jefe y las tradiciones romanas en su fe y su culto, con el nombre de católica apostólica romana; y protestante cuyas iglesias se diseminaron por Europa sin reconocer al Papa romano.

Categorías: Alemania, Siglo XVI

47 comentarios para “Martín Lutero y la reforma protestante”


  • entonces lutero se dio cuenta de que la iglesia estava vendiendo en perdon y puso en la puerta de la iglesia 95 tesis y do excomulgaron y desterraron. El prinsipe lo escondio en el castillo donde lutero tradujo la biblia al aleman y despes que paso??

  • pues bueno yo creo que despues de todo esta suceso martin lutero hizo lo correcto y fue un gran hombre

  • Pues en este caso, Martin Lutero tubo muchas altas y bajas, pero hubo algo muy importante en el, y fue la desicion y desempeño al sentir la ignorancia que conyevaba el Papa de Roma.

    Gracis a Jesus y la veracidad de lutero, podemos elegir nuestro camino como Cristiano, ya que para ese entonces era algo casi obligado.

  • yo pienzo q martin lutero fue muy exsitoso en su epoca pero ahora le preguntas a cualquier tipo q pasa caminando x la calle le preguntas quien fue martin lutero y te dice nose

  • bendiciones para todos, en vdd al ver todos los comentarios em doy cuenta q cada uno kiere interpretar a un hombre q se atrevio a confiar en DIOS, otros mas juzgan y son mas intolerables a la vida de un hombre q consigio la reforma, el punto aki no es poner los ojos en lo que dice la biblia acerca de DIOS mas bien el ver lo que DIOS dice en la biblia, la mayoria de la gente lee la palabra de DIOS y la interpreta pero eso no se interpreta mas bien se escucha lo que DIOS dice por medio de su palabra, en vdd la letra mata pero el espiritu vivifica y kien vive para el espiritu esta en el espiritu y el que vivve en la carne vive en la carne, no busquen señales ni traten de interpretar la biblia mejor dejen q el espiritu de DIOS les muestre la vdd, juan 8:32 y conocereis la vdd y la vdd los hara libres. juan 8:36 y verdaderamente sereis libres solamente si el hijo los libertare… y el hijo se llama JESUS bendiciones a todos hermanos y glroria a DIOS Y A JESUS Y AL ESPIRITU SANTO AMEN Y AMEN

  • Yo creo que los protestantes solo aceptan por la influencia de lo que lutero hizo pero no se ponen a pensar de que no basta con aceptar para entrar al reino de los cielos se necesita ser santo se necesita actuar como0 Jesus. hermanos DIOS LOS BENDIGA Y NO SE DEJEN INFLUENCIAR POR OTROS

  • HERMANOS catolicos y Protestantes DIOS LOS BENDIGA, muchos por la actuacion de Lutero creen que la salvacion se encuentra en alguna religion lo cual no es cierto, de que me sirve ser protestante o de aceptar a Cristo si sigo actuando de la misma manera muchos creen que con aceptar ya son salvos tomemos en cuenta que Dios vendrá por aquellos que hagan lo que el quiere y lo que el manda, les pido crean en Dios y no en una religion lo cual no lleva a nada bueno, y los excatolicos dejen de estar hablando de la religion Catolica por que cometen un gran error. EXITOS PAPITO DIOS ESTE CON USTEDES

  • El mérito de Lutero estuvo en descubrir que no hay que hacer “méritos”, es decir, “obras” para ser salvos. Nadie se puede salvar, dice la Biblia, a base de jolonar tu vida de buenas obras, tener buenas intenciones, etc, etc. Lutero descubrió que la Biblia dice que la FE (en Jesucristo) es la base y el génesis de la salvación. A esta fe inicial, le tiene que seguir consecuentemente una acción, un tipo de conducta acorde con esta fe y que se concreta en buenas obras. ¿Qué se entiende por “buenas obras” o por “obras”? Precísamente el que tu conducta esté en concordancia con lo que la ética y la moral cristiana predica. Pero no por eso llegas a la salvación como predica la teología católica. Puedes ser la mejor persona del mundo, pero eso no te basta para ser salvo. Para ser salvo necesitas conocer a Jesús y seguirle, siguiéndole a él alcanzarás y realizarás esas “buenas obras” que son el fruto lógico y natural de esa fe.
    La fe cristiana, es decir, la fe en Jesucristo es inseparable de la Acción o ética cristiana. No es posible la una sin la otra.
    Algunos sofistas católicos han acusado falsamente al pensamiento protestante de ignorar las obras, pero eso es totalmente falso, la teología protestante no ignora la necesidad de las obras y de la buena conducta, pero sí que afirma y ratifica lo que dice la Biblia: Nuestras obras son trapos de inmundicia (literalmente en lenguaje bíblico significa los paños que las mujeres usan -o mejor dicho, usaban antiguamente- durante el periodo menstrual. Si nuestras mejoras obras son así consideradas por el Señor, ¿como puedo yo mantener que éstas me sirvan para conseguir la salvación? Imposible, éstas son el exponente indicativo de lo que creo, y de que lo que creo está obrando y operando en mí.
    La teología católica clásica fue mecanicista: tantas buenas obras hechas, equivalen a tanto de ganancia en el cielo. Prueba de ello: todavía hoy se compra el bienestar de vivos y muertos pagando para que digan misas en tu nombre. ¿Como puede servir esto para tu salvación?
    A sensu contrario, si yo con mi dinero pago una bula, mis pecados son ignorados o perdonados. Esto puede llevar a interesantes paradojas. Por ejemplo la del que roba y mata y sin embargo con el producto de sus fechorías consigue el perdón católica. Fantástico: la iglesia católilca fue la primera que de este modo descubrió el blanqueamiento del dinero negro, del dinero del crimen y por virtud de algo parecido al ex opera operator, lo convirtió en santo y convirtió en santo al que lo obtuvo criminalmente. Qué falacia.